19 octubre 2008

Los beneficios del ejercicio físico en las personas mayores

Hoy os traemos una serie de datos sobre los beneficios que puede tener sobre personas de una cierta edad practicar ejercicio físico.
  • Los estudios científicos demuestran que la mayoría de las personas mayores y diferentes condiciones físicas, se benefician con el ejercicio y la actividad física permanente.
  • Las personas activas viven unos tres o cuatro años más de media con mayor calidad de vida y autonomía personal que las personas inactivas.
  • Se pueden prevenir y / o retrasar algunas enfermedades, y las incapacidades que vienen con el envejecimiento.
  • Más del 60% de las personas de edad avanzadas no hacen ejercicios físicos.
  • Las mujeres son más sedentarias que los hombres, disponen de menos tiempo libre: Asumen las tareas domésticas, el cuidado de la familia y, en general, tienden a percibir como algo menos importante la actividad física.
  • Los ejercicios de fortalecimiento incrementan los músculos, poniéndolos más fuertes.
  • Los ejercicios de equilibrio ayudan a prevenir el grave problema de las caídas.
  • Los ejercicios de flexibilidad son ejercicios de estiramiento, que ayudan a conservar la flexible y fuerte el cuerpo.
  • El objetivo es mejorar la capacidad física que se tiene; hay que ir poco a poco, e incluso con ejercicios moderados también son efectivos, y adaptarlos a las condiciones que tenemos previas (edad, sexo, enfermedades…)
  • Permite que las personas mayores sean más independientes.
  • Permiten la movilidad: la capacidad de deambulación (salir de casa…), no estar confinados en casa; acudir y utilizar el baño…
  • La integración social: posibilidad de relacionarse (ir a fiestas, iglesias…)
  • Independencia física: autónomo para su higiene personal, para vestirse, actividad doméstica (cocinar, lavar la ropa…)
  • Independencia económica: control de ingresos y gastos.
  • El ejercicio disminuye el dolor articular y mejora la movilidad, incluso en mayores afectados por la osteoporosis o la artrosis. De hecho, la actividad física ha demostrado reducir el riesgo de fractura osteoporótica en un 50%.
  • Mejora la agilidad y flexibilidad muscular.
  • Prolongan la longevidad, es decir retrasa el envejecimiento.
  • Reduce el riesgo de alzheimer.

Además tienen los beneficios del ejercicio que hemos conmentado anteriormente.