19 agosto 2009

La sal y la tensión arterial, la hipertensión arterial o la presión arterial alta (2)

Foto de Dieta y Deporte (D&D) La sal. 17 de agosto de 2009

En la entrada anterior habíamos comentado “La medida de más utilidad en el tratamiento de la hipertensión arterial es la restricción del sodio, por lo que usaremos menos sal o ninguna cuando se cocina”.

¿Cómo podemos conseguir y reducir la cantidad de sal de nuestra dieta?

Os voy a poner una serie de ideas para disminuir el consumo de sal:

  • Usaremos menos sal o ninguna cuando cocinemos.
  • No añadiremos sal a la comida al sentarnos a la mesa.
  • Usaremos productos bajos en sodio o sin sal.
  • Leeremos y nos informaremos en las etiquetas de los alimentos envasados, sobre su contenido en sal.

Limitaremos o evitaremos el consumo de:

  • Los alimentos precocinados o procesados (empanadillas, croquetas, pizzas, lasaña…caldos concentrados, sopas de sobre, puré instantáneos…).
  • Los alimentos curados, ahumados, chacinados, fiambres y embutidos.
  • Las conservas o alimentos enlatados.
  • Los alimentos envasados en salmuera (pepinillos, aceitunas…).
  • Patatas chips, además de los condimentos y salsas (ketchup, la mostaza, salsa de tomate…).
  • Frutos secos salados.
  • Quesos curados.
  • Mariscos y crustáceos.
  • Aguas con gas.
  • Pan y bollería industrial.

Fuente:

Jesús Millán Núñez-Cortés (Editor). Medicina Cardiovascular. Arterioesclerosis. 2005. Editorial Masson. Tomos II.Páginas: 1042-1044.

Continuará…