07 agosto 2009

Hiroshima y Nagasaki (2), consecuencias



En 1946 Albert Einstein con J.R. Oppenheimer, físico estadounidense y el director científico del proyecto Manhattan, "El padre de la bomba atómica"

No sé cómo será la tercera guerra mundial pero si sé lo que usarán en la cuarta… será con piedras. Albert Einstein (premio Nobel de física en 1921. "Por sus servicios a la Física Teórica, en especial por su descubrimiento de la Ley del Efecto Fotoeléctrico").

La bomba sembró la muerte por todos lados, tanto en la ciudad de Hiroshima como de Nagasaki, había cadáveres calcinados, cuerpos pulverizados, cuerpos mutilados, cuerpos quemados, deformaciones de todo tipo, antorchas humanas…

Todavía hoy en día, muchos habitantes de Hiroshima y Nagasaki sufren secuelas irreversibles como anemia, leucemia, tumores malignos, deformaciones físicas y mutilaciones, graves trastornos psíquicos y alteraciones de la conducta social. Trastornos del crecimiento, envejecimiento prematuro, ceguera, daños en el sistema nervioso central, abortos, malformaciones fetales, importantes taras psíquicas y físicas entre los recién nacidos, entre otros muchos problemas de salud.

Muchos de los hibakushas (persona bombardeada), nombre con el que el Japón se conoce a los supervivientes de Hiroshima y Nagasaki, fueron víctimas dobles: primero de los norteamericanos y después de sus propios compatriotas, que le discriminaron durante años debido a que “la radiación se creía contagiosa”. Las alteraciones psicológicas y morales fueron enormes, sin tener en cuenta el daño físico.

“Las quemaduras y heridas que tuvimos en el momento del ataque, se nos curaron con el tiempo. Pero, sin embargo, el miedo permanente, no se nos borra aún 64 años después. Miedo a que se nos pueda despertar alguna enfermedad extraña en cualquier momento. Miedo a que nuestros hijos padezcan nuestras mismas enfermedades y miedos”, resaltó.

“Hasta hace muy poco tiempo nuestros jóvenes hijos no podían encontrar empleo por el miedo que existía en la sociedad acerca de sus padres y los peligros a los que una persona se exponía si se acercaba al hijo de un sobreviviente de Hiroshima o Nagasaki. Si bien actualmente eso está casi superado, nuestros hijos aún siguen teniendo dificultades para encontrar pareja por la misma razón”, dijo.

Oba recordó que gracias al apoyo de la comunidad internacional y al gobierno de su país, las víctimas pudieron salir adelante, pero subrayó que Estados Unidos jamás brindó ningún tipo de ayuda o respaldo económico o de otro tipo a quienes padecieron esos atentados.

ONU insta a negociar desarme nuclear en aniversario de Hiroshima y Nagasaki

"El arsenal mundial cuenta con alrededor de 26.000 armas nucleares, miles de las cuales todavía están en estado de alta alerta", recordó el delegado de Alemania, Hellmut Hoffmann.

Por otra parte, una veintena de personas se manifestaron hoy frente al Palacio de Naciones Unidas en conmemoración del aniversario de los dos bombardeos atómicos lanzados por la Fuerza aérea estadounidense.

"Cada año es más importante que nos manifestemos, porque la gente joven sólo tiene una vaga idea de lo que ocurrió entonces y cada vez quedan menos víctimas para dar su testimonio", dijo en declaraciones a EFE el secretario general de la organización Oficina Internacional de la Paz (IPB), Colin Archer.

Fuente de La Vanguardia.