05 diciembre 2011

España gana la Copa Davis ante Argentina

                                Foto publicada en el diario deportivo Marca

Ayer me disponía a sestear, era domingo y el día anterior habíamos tenido una sesión de entrenamiento de running bajo la lluvia, con posterior asistencia a la carrera del Primer Cross Parque de los Menhires tras ponerme ropa seca (pues la carrera comenzaba ya, y tenía que localizar a mi mujer que en esta ocasión le tocaba hacer las fotos). Al mediodía disfrutamos de una xuntanza o sea una comilona con los runners y las sufridoras y a la vez supporters.

Al día siguiente más entrenamiento y el doble de kilómetros (No quieres una taza de caldo, pues toma dos). Como véis la siesta estaba más que justificada, pero como seguidor de deportes y del tenis, Nadal y cia, tenía que ver como quedaba el tema pues Feliciano y Verdasco no habían tenido precisamente su día feliz, ¿quizás el final como pareja?, en fin para algo se inventó el divorcio aunque sea tenístico. Total que Eduardo Schwank y David Nalbandian hicieron que el cuarto partido tuviera un interés especial.

Mal comenzó nuestro Nadal ante un Delpo acertadísimo 1-6. La hinchada argentina arropando a su jugador, y yo imaginando a mis primos en Bs.As. montando una bronca tremenda. De ahí mi interés en mantenerme despierto, mientras mi cuerpo me pedía desentenderme de las imágenes del televisor, mi mente quería saber si había que jugar el quinto partido. El segundo set estuvo muy dividido, sin un Nadal al nivel que nos tiene "mal acostumbrados", a pesar de eso se llegó a un  6-4, favorable a Nadal. Todos respirábamos y yo sin pestañear, ni plantearme la siesta de nuevo. Delpo comenzaba a flojear físicamente, luciendo primero un aparatoso vendaje en su cuádriceps, posteriormente lo luciría en las dos piernas.

Foto de Alejandro Ruesga 04-12-2011, publicado en el País.

Delpo tuvo un bajón anímico y físico en el tercer set, que fue muy claro para Nadal pues le devolvió el 6-1 inicial, con gran acierto en los golpes ganadores. Quizás a Del Potro le pasó factura el partido con Ferrer, pues había durado casi cinco horas.
Luego en el cuarto set, parecía y esperábamos que todo fuera favorable a la "Armada española". Pero el juego se lió un tanto con la colaboración de las aficiones argentina y española intentando dar ánimos e insuflar fuerzas a los jugadores. Al de Manacor que estaba enchufadísimo los parones parecieron descentrarlo un tanto, mientras a la Torre de Tandil le dieron oxígeno y le renovaron fuerzas. Delpo llegó a sacar con 5-3 para cerrar el set. Pero el manacorí tiene más vidas que un gato, como decían los comentaristas de la tele. Se llegó a un 6-5 favorable para Nadal, pero la final no se cerraría hasta jugar el tie-break, en el que el manacorí fue inclemente con un 7-0.

Total que tras cuatro horas de partido, adiós siesta. Y quinta ensaladera para España.

España recupera la Ensaladera  Davis Cup