08 abril 2009

Escoger zapatillas deportivas para correr (running…)


Foto Dieta y Deporte

Entrada (post) dedicado a mis viejas y fieles compañeras de hace veintiséis meses, las NB 1060. Hace tiempo que las jubilé pero sin embargo me traen gratos recuerdos.

El calzado deportivo o las zapatillas deportivas son el elemento más importante de nuestro equipamiento deportivo, en el caso de correr (running, footing...) más. Da un poco igual como vayamos vestidos, pero el calzado debe ser lo mejor que podamos llevar.

A la hora de hacer deporte es muy importante que compremos unas zapatillas adecuadas que nos protejan los pies, que nos amortigüen los impactos y que sean cómodas. Por todo ello, a la hora de comprar un nuevo par de zapatillas deportivas, hay que tener en cuenta los siguientesconsejos o criterios:

Buscar siempre el calzado apropiado de acuerdo al deporte o actividad física que vayamos a realizar. Si lo que hacemos es correr no sería adecuado utilizar las zapatillas que tenemos de futbito o fútbol sala, ni que compremos unas zapatillas casual (zapatillas de paseo tipo deportivo). Hay calzado deportivo especial para cada actividad deportiva y para correr también, pues son más apropiadas y nos evitarán lesiones en el futuro.

Hay que tener presente siempre la medida de nuestro pie, qué número calzamos, la morfología del mismo (plano, cavo...), qué tipo de pisada tenemos (pronador, supinador, neutro)...También tendremos en cuenta el tipo de terreno donde entrenamos y corremos (asfalto, hierba, arenilla...). Nos asesoraremos con un buen profesional:ortopeda, fisioterapeuta, entrenador, estudio de biomecánica si es posible...o en comercios especializados donde nos vendan las zapatillas que de verdad necesitamos.

Para comprarnos las zapatillas o el calzado deportivo, elegiremos la tarde o el final del día, ya que nuestros pies estarán dilatados o bien previamente realizaremos una caminata con el mismo fin.

Llevaremos puestos los calcetines o medias deportivas que utilizaremos con las zapatillas a la hora de correr o realizar nuestra actividad física, así sabremos si son cómodas o no. Probaremos las zapatillas, de ambos pies, y caminaremos para ver si nos lastiman o nos hacen daño.

Debemos poder mover libremente los dedos dentro de la zapatilla. Entre el talón y la zapatilla seremos capaces de introducir nuestro dedo, pues al correr se dilataran y si hay este espacio evitaremos lesiones: rozaduras, ampollas, uña negra...Ya comentaremos esto más en futuras entradas (post).

No debemos precipitarnos al comprar las zapatillas, hay que escogerlas bien. Al estrenarlas, si hemos escogido bien las zapatillas las sensaciones de los primeros días serán impresionantes (lo cual agradecerán nuestros pies), a correr y a disfrutarlas.