08 febrero 2009

Dieta y embarazo (2)

Calcio: Es esencial para el desarrollo de los huesos y dientes del bebé. Una embarazada necesita al menos 700 mg de calcio al día. Fuentes de calcio: leche, queso, yogur, frutos secos, pescado azul y alimentos enriquecidos con calcio (los cereales, la leche).

Fibra: 40 g/día, las fuentes: verduras, frutas, tomar alimentos integrales, o sea con fibra y con vitaminas del complejo B (cereales integrales, pan integral, arroz integral...).

Proteínas: 25% compuestas por aminoácidos, son el elemento principal en la formación de los huesos, los músculos, la piel y los demás órganos vitales (carnes, pescado, pollo, claras de huevo, soja…).

Hidratos de carbono: 50% son la fuente de energía principal del organismo y deberán aportar la mayoría de las calorías diarias. Fuentes: pan, pasta, harina, cereales, frutas, legumbres.

Lípidos: 25% sistema de almacenamiento de energía corporal. El aporte de grasas durante la gestación no debe ser muy alto. Fuentes: carne, productos lácteos como la leche entera, frutos secos, margarina, aceite.

Los ácidos grasos omega3: intervienen en el desarrollo del cerebro del bebé y la formación del sistema nervioso en la etapa final del embarazo, uno es el ácido docosahexanoico (DHA). Fuentes: pescado azul (caballa, sardina, salmón, atún), marisco (bogavante…), aceite de pescado, frutos secos y aceite de oliva.

Los nutrientes con más impacto sobre el desarrollo cognitivo del bebé durante la gestación son: proteínas, hierro, yodo, zinc, cobre, selenio, ácidos grasos (ALA, DHA y EPA), vitamina A y vitaminas del grupo B (B1, B6, B12, folatos). La alimentación de las gestantes condiciona el desarrollo y la función del cerebro de los bebés.

Sustancias y bebidas a evitar:

Evitar el consumo de tabaco, drogas, estimulantes, alcohol, café, té, bebidas con cola. Los medicamentos se tomarán sólo bajo prescripción facultativa.

Enlace: El último trimestre del embarazo es clave para el correcto desarrollo cerebral del niño