09 febrero 2009

Dieta y embarazo (3)


Las recomendaciones de una dieta alimentaria saludable, natural y equilibrada durante la gestación tienen los siguientes fines:

Favorecer la ganancia de peso adecuado durante el embarazo y el posterior nacimiento del bebé sano con un peso correcto (cubrir las necesidades nutricionales y energéticas de ambos), por tanto con buena expectativa de futuro.

Ayudar a mantener un buen estado de salud antes, durante y después del embarazo, con una excelente lactancia materna posterior. Además de evitar problemas durante el parto.

Ayudar a prevenir la aparición, durante el embarazo, de enfermedades relacionadas con la dieta por defecto vitamínico y de suplementos: espina bífida, anencefalia, retraso mental, hipotiroidismo…por defecto calórico: abortos, partos prematuros. Patología por exceso calórico: la obesidad y diabetes gestacional.

Prevenir enfermedades como la toxoplasmosis con una buena higiene personal, vigilar nuestras mascotas y tener cuidado con la manipulación de alimentos, utensilios de los mismos y la preparación de la comida.

El gato nos puede transmitir la toxoplasmosis, que es causada por un parásito que se aloja en el intestino de los gatos y se elimina a través de sus heces, por lo que hay que vigilar que el gato no esté infectado...

La toxoplasmosis puede ocasionar sordera, ceguera, hidrocefalia, retraso mental al bebé.

Para evitar riesgos, debemos tener cuidado al entrar en contacto con los felinos, al cocinar, al limpiar alimentos y no ingerirlos crudos.
Lo mejor que podemos hacer es delegar el cuidado del gato

Enlace: Toxoplasmosis en el embarazo