31 julio 2009

¿Qué pasa en el Reino Unido con la gripe A, para ellos gripe porcina? (2)



Caricatura de Margaret Thatcher del guardian.co.uk

El NHS fue durante años el sistema nacional de salud a imitar por otros estados europeos, el nivel de sus profesionales era excelente donde todo el mundo quería mirarse o reflejarse como de si un espejo se tratara, fue la envidia de los sistemas nacionales de salud.

Llegó Margaret Thatcher al poder, realizó recortes en los gastos sociales, por lo que le tocó a la sanidad pública y la quiso privatizar. Los indicadores de salud y del gasto sanitario no tienen una relación directa (ni a mayor gasto mejor sanidad, ni a menor gasto peor sanidad, hay algo que no contemplan los economistas en general que el gasto sanitario es obligado, además de que los economistas o gestores no tienen en cuenta que en los actos médicos determinado tratamiento “caro” hace que no se ingrese al paciente, la evitación de futuras secuelas, la mejor calidad de vida…con lo que ese tratamiento a la larga es “barato”) así la no aplicación de ciertos tratamientos puede representar la muerte del paciente. Pongamos algunos ejemplos:

Los recortes efectuados por “la dama de hierro”, en la década de los ochenta, motivaron la exclusión defacto del tratamiento con diálisis de los pacientes de más de cincuenta, años con insuficiencia renal.

Sucedió otro tanto con los trasplantes hepáticos o cardiacos, en que, tras ser pioneros en su desarrollo y contar con profesionales de primerísima fila, han quedado netamente desplazados en cuanto a actividad se refiere, y a distancia muy considerable de otros países europeos…

Del artículo sobre la Sanidad británica, publicado el 23 de octubre de 1993 por Rafael Matesanz (nefrólogo y coordinador nacional de trasplantes).

http://www.elpais.com/articulo/opinion/REINO_UNIDO/Sanidad/britanica/elpepiopi/19931023elpepiopi_3/Tes/

En la época de Toni Blair recuperó un poco el tono el NHS, pero está muy lastrado de la época de Thatcher, pues los sistemas de gestión siguen bastante fieles a esta época. En el 1995 la Asociación de Médicos consultores del NHS llegó a la conclusión de que se habían aumentado los gastos burocráticos en detrimento de la asistencia sanitaria. Primando los criterios de rentabilidad y no de atención a las necesidades sanitarias.

Mantienen todavía los PFI (las Iniciativas Financieras Privadas), hacen que los hospitales funcionen como negocios del sector privado (muchos de ellos acabaron en bancarrota).

Todo esto viene a cuento de lo siguiente: la sanidad y la política están reñidas cuando se realizan las acciones en función de la filosofía política y no de las necesidades reales sanitarias. Así en los últimos años se están construyendo numerosos hospitales en el Reino Unido, el motivo: déficit de camas por habitante, secundario a su vez al afán recaudatorio de la época de “la dama de hierro” que vendió hospitales…

De ahí esas estadísticas “raras” en relación a la gripe A que dan en el Reino Unido, con la política nos hemos topado.

Continuará…