24 septiembre 2009

Debbie Purdy y el derecho a vivir dignamente (3)

La británica Debbie Purdy, que sufre esclerosis múltiple, y su esposo Omar Puente. Diario el Mundo. Foto: AFP.

En dos entradas anteriores del 4 y 5 de agosto de 2009 os comenté sobre el caso de Debbie Purdy, ahora os pongo lo nuevo que hay sobre el mismo y la ley del suicidio asistido.

La Cámara de los Lores, máxima instancia del Reino Unido y órgano que puede cambiar la ley sobre el suicidio asistido en el extranjero, de momento no ha realizado dicha disposición. Esto afecta directamente a Inglaterra y Gales; en el caso de Irlanda del Norte tiene una ley propia, mientras que Escocia no cuenta con una ley específica.

La Fiscalía del Estado, a través del jefe Keir Starmer tal como anunció meses atrás si aclaró la ley "No se procesará a quien ayude a morir a un enfermo terminal siempre que se den unas condiciones: actuar de buena fe, sin ánimo de lucro, con enfermedad degenerativa grave e irreversible, y que la decisión sea consciente y sin presiones".

El caso Purdy ha forzado a la fiscalía a anunciar esta aclaración. Posteriormente se hará una modificación provisional de la ley en unos meses y un texto definitivo posiblemente para el 2010 (los movimientos de la sociedad británica y de algunos diputados van por este camino).

Más información: