04 noviembre 2008

La siesta

"Campesinos durmiendo la siesta" de Vincent Van Gogh, pintado en 1890 (Museo de Orsay, Paris)

La siesta es una costumbre consistente en descansar entre veinte y treinta minutos después de la comida de al mediodía.

Término español que viene de la expresión latina hora sexta, que designa al lapso del día en el cual se hacía una pausa de las labores cotidianas para descansar y reponer fuerzas, en torno a las 14,00 y 16,00 horas.

Características de la siesta:

  • “Hora sexta” romana, tiempo de descanso, tras cinco horas intensas de trabajo.
  • No debe prolongarse demasiado, de 15-20 m.
  • Disminuye el estrés, la ansiedad.
  • Ayuda a prevenir las ECV (enfermedades cardiovasculares).
  • Reduce la sensación de sueño, fatiga y refuerza el estado de alerta.
  • Mejora el rendimiento en las tareas.
  • Combate los radicales libres, o sea la oxidación. Previene el envejecimiento, alarga la vida.

Camilo José Cela decía de la siesta que había que hacerla "con pijama, Padrenuestro y orinal".