07 noviembre 2008

Fumadores pasivos

Un fumador pasivo es aquél que está expuesto a los efectos del aire contaminado por el humo de tabaco (sustancias tóxicas y cancerígenas) que fuma otra persona bien en el hogar, en los centros de trabajo y de ocio, sea el tiempo que sea de exposición.

El consumo de tabaco no solo afecta la salud del fumador sino también la de los que lo rodean. Además de favorecer el desarrollo de enfermedades también mata.

El tabaquismo pasivo causa:

  • Un 30% de aumento en el riesgo de infarto y de cáncer de pulmón (mínimo de 1.228 muertes al año en España que podrían llegar a las 3.237 defunciones anuales)
  • Aumenta los problemas de salud en los niños principalmente problemas respiratorios, infecciones del oído y el síndrome de muerte súbita del lactante. Al dejar de fumar estos riesgos desaparecen.
  • Más del 50% de los niños españoles son fumadores pasivos, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).
  • En cuanto a las mujeres embarazadas se enfrentan al riesgo de alumbrar niños prematuros, con malformaciones y con bajo peso.
  • El único método para proteger a los niños y a los no fumadores de la exposición al humo de tabaco en el hogar es transformarlo en un entorno 100% libre de humo de tabaco.
  • El hogar es el lugar donde la gente pasa más tiempo y para muchos, especialmente para los niños, es el principal lugar donde ocurre la exposición al humo de tabaco.
  • En España, se calcula que un 35% de la población es fumadora, mientras que el 65% está expuesta al humo del tabaco, en un lugar u otro, según el último estudio del Instituto Catalán de Oncología.
Fuentes:

  1. Instituto de Oncología Catalán: El humo ambiental del tabaco también perjudica la salud [pdf]
  2. Asociación Española de Contra el CáncerAlrededor de 700 millones de niños respiran aire contaminado con humo de tabaco, en particular en casa [pdf]
Actualizado 29 de enero de 2011.