24 noviembre 2008

Consejos para los fumadores pasivos (ii)


En capítulos anteriores...

  • Acordar normas en casa y llegar a un compromiso, como delimitar las zonas o lugares para fumar (una ventana, la galería, la terraza, el balcón…) y permitir fumar siguiendo un horario, para proteger así a todos.
  • Frecuentar lugares públicos libres de humo: restaurantes, bares, discotecas…Sería una forma de influir en la hostelería y o en el comercio…y evitar el tabaco.
  • El tabaquismo pasivo aumenta los problemas de salud en todas las edades, sin distinción de raza o sexo y clases sociales.
  • Cuando un fumador vaya a encender un cigarrillo en un lugar cerrado se le puede pedir educadamente que no lo haga. (Puede ir a lugares habilitados para ello o a espacios al aire libre). Dialogar, escuchar y no culpabilizar.
  • En los lugares donde está prohibido fumar, según la ley 28/2005 de 26 de diciembre, es necesario reclamar que no se fume. Las leyes son muy estrictas
  • Cuando los fumadores no respeten sus derechos, hay que denunciar el incumplimiento de la ley las autoridades sanitarias (la Dirección Provincial de Salud y Consumo, Consejerías de Sanidad, Consellería de Sanidade de Galicia, la Agencia Antidroga de la Comunidad de Madrid…) o al Ayuntamiento.
Fuente: LEY 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco. [pdf]