13 septiembre 2010

II Carrera Popular IberCaja Torre de Hércules (4)




Carrera (03)
Foto realizada por Dieta y Deporte (D&D) el día 16 de diciembre de 2007, ese día se celebró  la carrera denominada "O Facho de Hércules" (Fue una carrera de apoyo a la candidatura de la Torre como Patrimonio de la Humanidad).


El día prometía estar muy bueno para la carrera, pues había nubes y el tiempo era fresco, pero con el viento se volvía desagradable pues la sensación térmica era baja. La parte positiva de esto es que todos calentásemos con más impetu. La gente no paraba de ir y venir de un lado para el otro, carreras cortas, estiramientos, intercalados con saludos a viejos amigos o conocidos, o charlas de intercambio de información, buenos deseos y suerte en la carrera...

Los prolegómenos de la carrera fueron una fiesta en el sentido de  ambiente y gran cantidad de asistentes (corredores, familiares, allegados, paseantes, guiris, visitantes a la Torre, voluntarios...).

Llamaron a la salida, hubo un leve retraso, la gente impaciente por echarse a correr, los típicos pensamientos (de cómo me irá hoy; hice bien los entrenos de la semana; en el verano me relajé demasiado; subí de peso, lo pagaré ahora... Múltiples preguntas que se hace el personal).

Dan la salida y llega la hora de la verdad, sigues con la vista a alguien que crees que va a ir bien, lo tienes que dejar por que no aguantas su ritmo, vas viendo algunas caras conocidas, gente anónima que te cruzas en los entrenos al aire libre.

Y ahí empieza la soledad del corredor, rodeado de gente, pero tú sigues con tus pensamientos: cómo plantearé el ataque a aquella cuesta, forzaré la zancada llaneando... Poco a poco va pasando el monólogo y te vas aproximando a la meta.

Al pasar la línea de meta buscas caras conocidas, con la satisfacción interior de haber completado la carrera y el cansancio que se refleja en el rostro, en ocasiones bien disimulado por unos pocos.

Es el momento de hablar de cronos, impresiones durante la carrera, alegrías y lamentos según objetivos alcanzados o no.

Después toca entregar el chip, recoger el agua o las bebidas isotónicas, además de la camiseta para poder ponernos algo seco, pues hemos sudado y el airecillo comienza molestar de nuevo.

Pero no todo puede ir según lo previsto, de esto se encarga la organización (de ahí su nombre). Hasta entonces habían cumplido pero sabe mal que después de haber participado en la carrera nos encontremos con que no quedasen camisetas (XL,L,M,S). Para algunos es un recuerdo, para otros una parte de la colección, para mí es una manera de evitar un resfriado.

Según parece las camisetas se habían agotado, sin embargo, veo que gente que no participó en la carrera tiene una o varias y algunos atletas que entienden mal el compañerismo tienen la camiseta puesta y otra debajo del brazo. 

Me ofrecieron a cambio más bebida isotónica pero no me quita el frío.

Solución a todo esto: cuando se organiza la entrega de fruta, bebidas, la famosa camiseta... Se tendrá que tener en cuenta el número de participantes y se dará a cambio de la rigurosa entrega del chip, todo ello de manera organizada (vallas o filas según tallas de camiseta).

Me gustaría que cuando se dan las clasificaciones, figure todo el mundo que ha participado, pues cada uno tiene su corazoncito. A pesar de que a mí esto no me afecta, llegué con tiempo de sobra para que hubiese camisetas, escribo esto porque vi que le sucedió a bastantes corredores.

En el lado positivo, hay que reconocer que la organización tuvo la habilidad de responder en poco tiempo al volumen de inscripciones que superaban ampliamente sus expectativas. Por todo ello, enhorabuena.

Pero como comentó alguien en el foro de Correrengalicia.com en el hilo sobre la carrera: "Nadie corre por una camiseta, pero si son para los corredores, que sean."