07 noviembre 2009

Las farmacias austríacas venden pescado

Foto de Dieta y Deporte (D&D). Trucha asalmonada. 27 de agosto de 2009

Noticia curiosa donde las haya, no creo que los farmaceúticos hagan tal cosa en nuestro país pero alguno seguro que estará tentado. Al ser sin receta veremos qué pasa... Y cómo se lo tomarán en la pescadería.

El precio del pescado sería exagerado para nuestro país (99 euros por kilo de trucha ahumada).

Hay que decir que no es la mejor idea el dar precisamente pescado ahumado como prevención de enfermedades cardiovasculares, pues los omega 3 que se toman en una trucha ahumada debido a los procesos a que está sometida se pierden en parte (por altas temperaturas, por goteo de grasa), así que el comer la trucha ahumada no es la forma más acertada (sobre todo si la intención es tomar omega 3, ahora bien si la intención es como delicatesen, cambia el tema), quizás al estilo japonés con el sushi o el estilo nórdico marinando la trucha o el salmón sería una buena opción, otra alternativa sería hacerlos al vapor, quizás son las formas más seguras para preservar los ácidos omega 3.

Otro de los problema añadidos con los ahumados sería la cantidad de sal que tienen por el proceso (restringidos para los hipertensos), y las posibles sustancias procancerígenas que contienen por el proceso de ahumado (calor, temperatura a que se somete), o sea hay que consumir los ahumados con moderación, no quiere decir que con esto vayamos a tener cáncer sino que aumenta la probabilidad de desarrollarlo si abusamos de los ahumados, como siempre el sentido común en este caso la variedad en la dieta nos ayudará.

Una ingestión elevada de alimentos ahumados, salados y en escabeche aumenta el riesgo de cáncer de estómago y esófago.

Los omega-3 son unos ácidos grasos insaturados (poliinsaturados) que encontramos principalmente en el pescado azul y en alimentos enriquecidos, como por ejemplo las galletas, las leches, bebidas de soja. Se les denomina ácidos grasos esenciales porque nuestro organismo no puede fabricarlos por sí mismo y son imprescindibles para garantizar un correcto funcionamiento, además de contribuir a la prevención de diversas enfermedades, son antiinflamatorios y antioxidantes.
Estudios epidemiológicos demuestran que su consumo habitual puede llegar a reducir el riesgo cardiovascular en un 30%, pues previene la aparición de arritmias, mejora el perfil lipídico, reduce la presión arterial, intervienen en el desarrollo del cerebro del bebé y la formación del sistema nervioso en la etapa final del embarazo (destaca el ácido docosahexanoico o DHA).


Noticias relacionadas:


VIENA.- Las farmacias de Austria están empezando a ofrecer pescado a sus clientes con el fin de promocionar los beneficios para la salud de este alimento, según han anunciado los boticarios.

Así, la farmacia de Valeri Odelga, en Judenburg, comenzó hace tres semanas a vender trucha ártica ahumada. "En los primeros tres días, vendimos el stock previsto para todo un mes", señaló.

A partir de la próxima semana, más de una docena de farmacias también ofrecerán este pescado...

Pese a las bondades de la trucha ártica para la salud, la seguridad social no cubre el pescado, dijo Nicole Fritzl, portavoz de la productora de pescado austriaca Soravia. "Pero tampoco se requiere prescripción médica", añadió...


Desde el lunes los clientes de 15 boticas del país centroeuropeo podrán comprar, además de los clásicos remedios contra el dolor de cabeza o el resfriado, pescado al peso, gracias a la buena aceptación de una prueba piloto en una farmacia de la localidad de Judenburg, en la región de Estiria...

Los farmacéuticos aseguran que muchos clientes toman ya ese tipo de grasa por medio de píldoras y preparados, por lo que entienden que ofrecérsela de la forma más suculenta no entra en contradicción con lo que se puede esperar de ellos.

Los farmacéuticos recibirán un curso de la empresa que distribuye el pescado sobre cómo cortar el salmón de la mejor manera.




Dieta y Cáncer (De Andalucíasaludable.com)

Dieta y Cáncer (De Manual Merck, MSD)