09 enero 2009

El teléfono de la alimentación mediterránea

El teléfono de la Alimentación Mediterránea (902 996 423) cumple su primer año de vida. Es el número del servicio de información del IEAMED (Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea), dependiente de la Consejería de Agricultura y Pesca andaluza.

La iniciativa, abierta al público de lunes a viernes, en horario de 9.00 a 18.00 horas.

Al otro lado de la línea, hay especialistas en Nutrición Humana y Dietética y licenciados en Ciencia y Tecnología de los alimentos, asesorados por médicos y farmacéuticos para dar información sobre los hábitos nutricionales o sobre el estilo de vida...

El teléfono de la Dieta Mediterránea es una iniciativa que se puso en marcha a principios de enero de 2008 con el propósito de mejorar los hábitos de consumo de los habitantes de Andalucía.

Desde su puesta en marcha recibe una media de 27 llamadas al mes, la mayoría desde Andalucía y Madrid. Son pocas llamadas para el despliegue tan bueno que hay, no debemos dejar pasar una iniciativa excelente sin más, de ahí nuestro apoyo, quizás habrá que dar más difusión a esta iniciativa y ver otras alternativas complementarias...En el fondo nos va nuestra salud en ello. El coste de la llamada es como la de una local.

Mujeres de 25 a 45 años son las que mayoritariamente están haciendo uso de este servicio, aunque también se están recibiendo llamadas tanto de profesionales sanitarios como del sector de la educación, así como de medios de comunicación. Los temas más consultados son: aspectos generales de la alimentación mediterránea, la nutrición aconsejada para prevención o tratamiento de diferentes enfermedades, dudas sobre alimentos concretos y petición de consejos dietéticos.

La campaña del IEAMED persigue poner en valor la riqueza nutricional y cultural que atesora la gastronomía tradicional andaluza, amenazada ahora por un contexto de prisas que apenas deja tiempo a los ciudadanos para cocinar, mal que afecta a los países de la Dieta Mediterránea.

Logros: se han desmontado algunas creencias generalizadas.

Por ejemplo que los productos integrales adelgazan, éstos si contribuyen a la reducción de los niveles de glucosa y colesterol y previenen enfermedades como el cáncer, pero no a bajar de peso.

Los productos light: tienen un 30 por ciento menos de calorías que su homólogo para ser considerado como tal. Un ejemplo es la mayonesa. La normal tiene unas 685 kilocalorías y la light no puede sobrepasar las 479,5 kilocalorías.

Patologías como la diabetes o la celiaquía, la idoneidad de determinadas dietas en la lucha contra la obesidad y las propiedades nutritivas de productos concretos, con una especial incidencia de los lácteos y el pescado, han centrado el 60 por ciento de las consultas formuladas (En el primer trimestre de funcionamiento).

Entre los objetivos del IEAMED está precisamente el de ofrecer información sobre alimentación es saludable y mediterránea, de ahí que el 67 por ciento de las llamadas finalizan con la petición, por parte del usuario, de documentación impresa.

Con el objetivo de recabar datos sobre los hábitos de consumo en la mesa para la planificación de nuevas estrategias dirigidas a la promoción de una alimentación sana y equilibrada, los profesionales encargados de la atención telefónica plantean a los usuarios un breve cuestionario sobre los productos que consumen.

Claves para una alimentación saludable

Desde la Junta de Andalucía recuerdan que una alimentación saludable es aquella que cumple tres requisitos básicos: variedad, equilibrio y moderación. Ha de aportar todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona requiere para mantenerse sana.

En toda mesa deben predominar los productos de los cultivos tradicionales de la franja del Mediterráneo: el trigo, el olivo y la vid, sin descuidar la presencia de hortalizas, cereales, legumbres, frutas y pescado. De esta forma se consigue una dieta baja en grasas saturadas, alta en grasas monoinsaturadas (aceite de oliva), equilibrada en ácidos grasos poliinsaturados (Omega 6 y Omega 3), rica en antioxidantes (frutas, frutos secos, verduras y legumbres) y abundante en fibra (frutas, verduras, legumbres y cereales).

Más en:

  1. Junta de Andalucía: Teléfono de Información de Alimentación Mediterránea.
  2. El MundoEl teléfono de la dieta mediterránea
  3. Eroski: El Teléfono de la Alimentación Mediterránea promociona una dieta saludable en toda España