13 diciembre 2013

Consejos para comer sano en Navidad

IMG_0996
Foto de D&D (Dieta y Deporte)

El mes de diciembre es una excusa perfecta para saltarse la dieta, con el posterior remordimiento a mediados de enero. ¿Habré subido una talla? ¡No puede ser!¡Otra vez nooo!

Si, en el mes de Nadal debido a las fiestas consecutivas y en tan poco espacio de tiempo como: la de la Constitución, la de la Inmaculada, la fiesta de empresa (cada vez menos), la fiesta de los amigos (reunión inexcusable, para socializar y ponerse al día de lo acontecido al grupo a lo largo del año), la fiesta del grupo de runners (o del deporte que en ese momento os tenga atrapados), las propias fiestas navideñas… son fechas para saltarse a la torera nuestra dieta saludable de todo el año.

Llegado el primer mes del año comienzan las rebajas (y no hablamos de las del gobierno), promesa de comienzo de dieta estricta. Tengo que recuperar el peso anterior e incluso me voy a atrever a inscribirme en el gimnasio y a "pisarlo" de vez en cuando. Todo esto viene tras la visita y pesaje en la báscula, que nos dicta sentencia "sin tasas" pero sin posible recurso, como el ministro de moda.

Todavía estamos a tiempo de remediar estos males pues quedan dos tercios de diciembre y un tercio de enero "críticos". Si, son demasiados días de tentaciones gastronómicas, pero si no nos despistamos mucho estamos a tiempo de solucionar la papeleta y no desarreglar del todo la dieta saludable de todo el año. Para ello nos tendrá que iluminar y dirigir la estrellita del sentido común, cada vez más difícil de reconocer en este momento pues casi no se ve y al contrario que nuestro peso si ha menguado.

Para combatir los días de tentaciones gastronómicas (Por desgracia hay un número importante de ciudadanos de nuestro país que no tienen ese dilema, no tienen alternativa,bien por el paro o la pobreza, y de seguir así va a ser un tsunami que nos pillará a los de siempre, dejando el país como un solar. El estado estará sin funciones y todo estará privatizado), tendremos que poner una serie de medidas en marcha:

No nos desahoguemos con la comida pues no es un sustitutivo emocional. Aunque sea uno de los placeres/necesidades primarios/as del ser humano.

Tratemos de no comer fuera de horas, pensemos que estamos más en casa de lo habitual (días festivos, puentes, vacaciones, tiempo frío, lluvia…) con lo cual tenemos mayor tentación de comer más. En este apartado hay agentes externos (FMI,multinacionales, políticos, etc) que cada vez nos lo ponen más fácil (menos vacaciones, menos puentes, menos festivos, menos dinero...más trabajo).

Comencemos las comidas sin hambre, no dejemos pasar muchas horas entre una comida y otra, si no, es difícil controlar el ansia de comer y no nos llegará a nada. Tomemos fruta antes de las comidas, nos saciará, nos podremos controlar mejor y a parte nos ayudará a realizar una dieta más equilibrada. ¡Cuidado con los postres!

Macedonia
Foto de Dieta y Deporte, 15 de marzo de 2009.

Mantengamos la realización de ejercicio físico durante las fiestas y vacaciones, no seamos perezosos. El cuerpo y la mente nos lo agradecerán y nos lo pedirán.

No cambiemos el estilo de vida completamente en unos días, hay más navidades que celebrar si nos cuidamos.

Acordaros de… Lo más efectivo para perder peso con diferencia es la dieta equilibrada restrictiva, mucho más que el ejercicio físico que es un excelente modificador de la composición corporal. Realicemos una dieta restrictiva pero equilibrada y vigilemos la cantidad de alcohol, un vaso de whisky tiene la misma cantidad de calorías que un plato de churrasco de ternera a la plancha.

Comamos ligero, si se puede, escojamos carne o pescado a la plancha o al horno acompañado de ensalada o verduras y de postre, fruta fresca. No hagamos comida en exceso que luego hay que tomar, tirar… Y no están los tiempos para eso.

Pensemos lo que nos costó bajar unos kilos de más, la dieta que hemos hecho y la cantidad de ejercicio que hemos realizado… Un poco de sentido común. ¡Seguro que lo conseguimos!

La cocina tradicional y la fruta de temporada tienen mucho que decir a lo largo de todo el año y más en estas fiestas. Comamos los turrones, mazapanes… Los productos típicos de navidad pero con moderación (acordaros de la cantidad de calorías que nos reportan).

IMG_2914
Foto de Dieta y Deporte, 22 de noviembre de 2012.

Todo esto no quita de que disfrutemos al máximo las comidas, dejando de lado las preocupaciones y el estrés de las actividades diarias. Disfrutemos en compañía de la familia y de los amigos. Dejemos los rencores y las amarguras por un tiempo, que los políticos ya nos las recordarán.

¡Felices Fiestas!