21 septiembre 2012

Los alimentos de temporada (2)

Cesta de Higos P1040876a
Esta foto se realizó el 16 de septiembre de 2012 por Dieta y Deporte (D&D):  Cesta de higos

Continuación del post anterior:

Con el consumo de los alimentos de temporada contribuimos a la agricultura local, favorecemos la diversidad de los cultivos y también beneficiamos a la economía local.

Ayudamos a preservar el agua, a no contaminar los pozos y a los acuíferos; con ello contribuimos a mantener la salud de los animales, de los trabajadores del campo y de los propios consumidores. Los productos llegan en un estado inmejorable y con menor cantidad de fertilizantes, plaguicidas, metales, dioxinas...En definitiva contribuimos a sostener un medio ambiente más limpio que redunda en nuestra propia salud.

Los contaminantes están presentes en el medio ambiente de manera natural o por la interacción del hombre con la naturaleza, nuestra exposición a través de los alimentos difícilmente puede evitarse. Aunque sí puede y debe minimizarse, para ello hay que intentar que los productores y el personal que participa en el proceso de producción reduzcan en lo posible la entrada de los contaminantes a la cadena alimentaria y por nuestra parte, diversificar (variar) al máximo lo que consumimos.

Sabemos que la toxicidad depende del producto contaminante y de la dosis. Al utilizar estos productos lo menos posible y al realizar una alimentación equilibrada, variada y racional, así evitaremos las continuas exposiciones (aunque sean muy pequeñas) que al final pueden tener una carga biológica importante (desde mutaciones a cáncer), motivada a su acumulación reiterada en nuestro organismo.

 Descubrir los residuos de plaguicidas, dioxinas, metales...en la alimentación (carne y vegetales), nos dice que han estado en contacto en algún momento de la producción, pero no tienen que ser nocivos de por sí, siempre que tengamos en cuenta lo anterior (variar la alimentación y la acumulación de tóxicos).

Para que esto no suceda os pongo a continuación alimentos de temporada del mes de septiembre, de la página web de Fundación Dieta Mediterránea

Este mes viene ser una transición entre verano y otoño. Las verduras siguen siendo predominantemente las que teníamos en agosto. Debemos aprovecharnos de los últimos melocotones. Hacia finales de septiembre ya es posible encontrar los cultivos de la nueva estación. Los cítricos existentes (naranja...) proceden de la importación.

Aguacate, Albaricoque, Caqui, Ciruela, Chirimoya, Frambuesa, Granada, Higo, Kiwi, Mango, Manzana, Melocotón, Melón, Membrillo, Nectarina, Paraguaya, Pera, Plátano, Sandía, Uva.

Acelga, Ajo, Alcachofa, Apio, Berenjena, Brócoli, Calabacín, Calabaza, Cebolla, Col Lombarda, Coliflor, Endibia, Escarola, Espinaca, Judía verde, Lechuga, Nabo, Pepino, Pimiento, Puerro, Rábano, Remolacha, Repollo, Tomate, Zanahoria.

Almejas, Anguila, Bonito, Buey de mar, Calamares, Camarón, Carpa, Cigala, Centollo, Congrio, Dorada, Fletán, Gamba gris, Jurel, Langosta roja, Liba, Mejillones, Mero, Nécora, Palometa, Perca, Percebe, Pez espada, Pulpo, Ostras, Salmón, Sardina, Tiburón, Trucha.

Más Información:

Fundación Dieta Mediterránea

Los alimentos de temporada (D&D)

Calendario de Frutas y Verduras del mes de Septiembre
(euroresidentes)

Frutas y verduras de temporada: ayudan a pasar un buen invierno
(eroski consumer)

Los alimentos del verano
(eroski consumer)