10 julio 2011

El mito de la L-Carnitina (2)

      Página web de la EFSA o Agencia Europea de Seguridad Alimentaria


Comenzaremos por aclarar previamente unos conceptos para facilitar la comprensión de la lectura sobre el mito de la L-Carnitina, aunque muchos de vosotros ya los conocéis. Así definiremos qué son:

Los alimentos funcionales son aquellos alimentos que son capaces de promover la salud más allá de su capacidad de nutrir. Así un ejemplo de alimento funcional será el yogur, que tiene microorganismos vivos con efectos beneficiosos para la salud (mejorando la calidad de la flora intestinal), es el típico ejemplo de un alimento funcional probiótico.

Declaraciones o Alegaciones de Salud: es toda mención que establezca, sugiera e implique que existe una relación entre un alimento o un constituyente de dicho alimento y la salud. Un ejemplo basado en el yogur (alegación del contenido de nutrientes), podría decir: "fuente de calcio". El beneficio para nuestra salud: "ayudan al desarrollo de dientes y huesos; y pueden prevenir la osteoporosis".

Agentes ergogénicos: se utilizan para mejorar el rendimiento deportivo, se pueden presentar como alimentos naturales o nutrientes naturales saludables, por ejemplo la cafeína; y también se pueden presentar como fármacos por ejemplo los esteroides anabolizantes. Lógicamente son más accesibles y atractivos al deportista  aficionado y al profesional los naturales; los farmacológicos: los anabolizantes simulan las acciones de la testosterona (hormona sexual masculina que incrementa la masa muscular y fuerza) con efectos secundarios graves.

Hay más tipos de agentes ergogénicos, así la autotransfusión (el tristemente famoso dopaje de sangre, practicado por los ciclistas y atletas). Otro tipo de agente ergogénico al que si nos podemos apuntar sin problemas serán los de tipo mecánico, el caso de las zapatillas "voladoras": son más ligeras por lo que
nos permiten ahorrar energía en el movimiento de las piernas y tendremos más energía para correr.

La L-Carnitina estaba considerada como ergogénico nutricional, de ahí el gran interés de las multinacionales de publicitarla en las revistas de deportes y sacar beneficios económicos de ello. Además de estar en las estanterías de tiendas de deportes, incluidas tiendas con cierto relumbrón, importancia e influencia en el mundo del deporte. En internet como comprenderéis las posibilidades de su compra son inagotables.

La L-Carnitina aparece en las revistas publicitada de muy diversas formas: snack (barrita energética), viales, bote de comprimidos, cápsulas, jarabe... Con descuentos, ofertas o en grandes formatos. Alegando cantidad de propiedades que no le corresponden: suplemento quemagrasa, como famoso reductor de grasa, defatigante, suplemento para adelgazar, etc.

Para el éxito atlético o deportivo hay dos grandes bases: la carga genética (por ejemplo: en atletismo de resistencia los etíopes, o en velocidad los jamaicanos de raza negra), y el entrenamiento (el estado y el trabajo diario), luego estarían las ayudas ergogénicas de tipo mecánico: zapatillas, vestimenta deportiva y por último citaremos (no por ello menos importante) la dieta, que ha de ser óptima (sana, natural, equilibrada y suficiente).


Continuará...

Más información:


EFSA

Melvin H. Williams. Nutrición para la salud, condición física y deporte. Editorial Mc Graw-Hill Interamericana. Séptima Edición 2006. Pág. 20-21.

H.K.Biesalski y P. Grimm. Nutrición: Texto y Atlas.
Editorial Médica Panamericana.  1ª edición 2007, reimpresión nov. 2009. Pág. 288-291.

Josefa Mª Panisello Royo. Mitos y verdades en torno a la alimentación. Volumen III. Editorial Glosa. 2008. Pág. 69.

Última revisión 12 de julio de 2011.