12 julio 2011

El mito de L-Carnitina (3)





      Página web de la EFSA o Agencia Europea de Seguridad Alimentaria


La L-Carnitina es un nutriente no esencial, lo incorporamos a nuestra dieta al comer carnes, pescados y  productos derivados de la soja. Lo sintetizamos a partir del aminoácido: lisina en el hígado y en los riñones.

Una vez sintetizado en nuestro cuerpo, se almacena y se distribuye principalmente en el músculo cardíaco  y esquelético.

La L-Carnitina es un componente de las enzimas que participan en el transporte de ácidos grasos de cadena larga a través de la membrana mitocondrial hacia el lugar de oxidación (beta oxidación): matriz mitocondrial. Estos ácidos grasos son utilizados como fuente energética.

Durante la actividad física la L-Carnitina tiene la misión de inhibir o frenar la producción de Acetil-CoA, convirtiéndola en acetil-carnitina y CoA.

Como veis la alimentación equilibrada nos permite tener a L-carnitina en cantidad suficiente para nuestro metabolismo (salvo en enfermedades metabólicas congénitas, o en pacientes sometidos a hemodiálisis). No necesitamos por lo tanto suplementos de L-Carnitina, pues en una persona normal no mejora el transporte de ácidos grasos, ni la oxidación de los mismos. Tampoco aumenta la disponibilidad de CoA, para entendernos: no aumenta o mejora el metabolismo oxidativo de la glucosa, por lo que no mejora la actividad física intensa.

Os pongo un resumen final de las Alegaciones de Salud de la EFSA, que no han sido aprobadas en relación al uso de la L-Carnitina, las podéis ver en su página web. Estas tienen que ver con la actividad física, hay otras Alegaciones que tampoco han sido aceptadas (Espermatogénesis, embarazo...).

"Sobre la base de los datos presentados, el Grupo Especial concluye que una relación de causa y efecto no se ha establecido entre el consumo de L-carnitina y una recuperación más rápida de la fatiga muscular después del ejercicio. Tampoco hay relación con: la reparación del músculo esquelético de tejidos; ni hay un aumento de la capacidad de resistencia".


Más información:



El mito de L-Carnitina (2)

Burke. Nutrición en el deporte: Un enfoque práctico. Editorial Médica Panamericana.2010. Pág. 66-67.

Melvin H. Williams. Nutrición para la salud, condición física y deporte. Editorial Mc Graw-Hill Interamericana. Séptima Edición 2006. Pág. 20-21.

H.K.Biesalski y P. Grimm. Nutrición: Texto y Atlas.
Editorial Médica Panamericana.  1ª edición 2007, reimpresión nov. 2009. Pág. 288-291.

Josefa Mª Panisello Royo. Mitos y verdades en torno a la alimentación. Volumen II. Editorial Glosa. 2008. Pág. 69.