20 noviembre 2010

Pornografía infantil NO

Conozco adultos que en su infancia han sido maltratados, han sido víctimas de abusos sexuales, o de maltrato psíquico... Lo peor es que muchos de ellos todavía padecen las secuelas, no han recobrado la normalidad pese a que han pasado los años. Algunos ya son padres y se sienten manipulados, vilipendiados, menospreciados... Lo que es peor falta de autoestima, no creen en el futuro, lo ven más negro que el resto de los humanos.

De esto nos podrían hablar nuestros compañeros los psiquiatras y sería aterrador si narrasen lo que tienen que escuchar, sufrir (si uno no es de piedra, lo pasa muy mal viendo sufrir a seres que son iguales que tú y yo). El mal que un humano le puede hacer a otro es increíble.

La labor que hacen los psiquiatras y los psicólogos es encomiable, además de todo el estamento sanitario (enfermera, médico de familia o de cabecera, etc.), pero se debe combatir este tema con medidas preventivas de tal forma que cada vez sea menos necesaria la intervención de la sanidad, lo cual querría decir que habría menos abusos en la infancia de todo tipo y que imperaría el sentido común. Una de las formas de combatirlo es poniendo en marcha campañas como "No a la pornografía infantil" que se convoca el 20 de noviembre con objeto de sensibilizar a la sociedad sobre ello.



Una de las armas, en el buen sentido de la palabra, que está utilizando el Estado son programas informáticos como el que utiliza la Guardia Civil: el Vicus (os pongo una noticia sobre el mismo debajo).

Hay que combatir los abusos a niños en todos sus tipos de manifestaciones, protegiéndoles de depravados.
Un programa gallego identifica para el FBI a internautas que difunden archivos de pederastia
Vicus es la principal arma de la Guardia Civil contra la pornografía infantil

"La operación Telémaco fue su prueba de fuego, pero también su presentación por la puerta grande. Tal fue el potencial que demostró Vicus, el programa informático impulsado por la Universidade de Vigo y la Guardia Civil de Pontevedra para luchar contra la distribución de pornografía infantil por Internet, que hasta el FBI llamó a las puertas de los investigadores...

En cuanto a la operatividad, uno de los aspectos sobre el que más se incidió fue evitar los falsos positivos. Esto es, que internautas que descargaron por accidente un archivo de pornografía infantil creyendo que bajaban otro tipo de contenido se viesen criminalizados e, incluso, encausados.

Sobre esta última cuestión, reconocieron que el antecesor del software gallego, el Hispalis, «daba ciertos errores» con los falsos positivos. José Eugenio Torres precisó que la nueva plataforma permite filtrar a los usuarios que se están bajando contenidos ilícitos por error..."