11 diciembre 2008

Consejos para comer saludable en Navidad

El mes de diciembre con las fiestas de la Constitución, de la Inmaculada, algún cumpleaños, fiesta de empresa, fiesta de amigos, fiesta de la peña de fútbol, fiestas navideñas… son fechas para saltarse a la torera nuestra dieta saludable de todo el año, luego no tengamos miedo al enfrentarnos a nuestra báscula. Por lo que si utilizamos un poco el cerebro y ese escaso sentido común no nos arrepentiremos.



Recordemos:

No nos desahoguemos con la comida pues no es un sustitutivo emocional. Aunque sea uno de los placeres/necesidades primarios/as del ser humano.

Tratemos de no comer fuera de horas, pensemos que estamos más en casa de lo habitual (días festivos, puentes, vacaciones, tiempo frío, lluvia…) con lo cual tenemos mayor tentación de comer más.

Comencemos las comidas sin hambre, no dejemos pasar muchas horas entre una comida y otra, si no es difícil controlar el ansia de comer y no nos llegará nada. Tomemos pues fruta antes, nos saciará y nos podremos controlar mejor a parte de ayudarnos a realizar una dieta más equilibrada.

Mantengamos la realización de ejercicio físico durante las fiestas y vacaciones, no seamos perezosos. El cuerpo y la mente nos lo agradecerán.

No cambiemos el estilo de vida completamente en unos días, hay más navidades que celebrar si nos cuidamos.

Acordaros de…Lo más efectivo para perder peso con diferencia es la dieta equilibrada restrictiva, mucho más que el ejercicio físico que es un excelente modificador de la composición corporal. Realicemos una dieta restrictiva pero equilibrada y vigilemos la cantidad de alcohol, un vaso de whisky tiene la misma cantidad de calorías que un plato de churrasco de ternera a la plancha.

Comamos ligero, si se puede, escojamos carne o pescado a la plancha o al horno acompañado de ensalada o verduras y de postre, fruta fresca. No hagamos comida en exceso que luego hay que tomar, tirar…y no está los tiempos para eso.

Pensemos lo que nos costó bajar unos kilos de más, la dieta que hemos hecho y la cantidad de ejercicio que hemos realizado…un poco de sentido común.

La cocina tradicional y la fruta de temporada tienen mucho que decir a lo largo de todo el año y más en estas fiestas. Comamos los turrones, mazapanes… los productos típicos de navidad pero con moderación (acordaros de la cantidad de calorías que nos reportan).

Todo esto no quita de que disfrutemos al máximo las comidas, dejando de lado las preocupaciones y el estrés de las actividades diarias. Disfrutemos en compañía de la familia y amigos.

Feliz Navidad 2008

2 comentarios:

Gaya dijo...

Geniales consejos navideños. Un beso

Nat dijo...

Gracias Gaya. :)